La historia que nos mira

La fotografía de Beatriz Galiano representa todo el simbolismo de un glorioso pasado de la tauromaquia que ahora parece mirarnos, desde los ojos de bronce de Pepe Luis Vázquez, por estos días difíciles en los que reivindicamos la Fiesta Nacional como parte de nuestra cultura más arraigada.

Nuestra colaboradora abandonó por unos instantes la corriente humana de miles de personas defendiendo la supervivencia del mundo del toro, percatándose de la presencia inmortal de una de sus más grandes leyendas, el Sócrates de San Bernardo, el que fundó nada menos que la escuela sevillana, los cánones de la forma más clásica y pura del toreo, la exquisitez, el arte… el rubio Pepe Luis que sigue cantado por sevillanas del Pali y citando faenas de ensueño a la brisa cercana del río.

Hay estatuas como enciclopedias, erguidas como estampas inolvidables del Cossío, faenas bien acabadas en el aire azul de la tarde de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *