La España irreal de los discursos

Vivir de frases hechas es muy peligroso.

Desde mis artículos, me permití corregir nada menos que a Felipe VI en la afirmación, reiterada en sus discursos, de que “España es una gran Nación”. No, Majestad. Lo fue. Ya no. Ahí tiene el Rey estos días la más evidente prueba.

Felipe VI me emociona, pero no me convence. Además, sé que vive encerrado en la prudencia y en la máxima cautela, sé que está obligado por la inteligencia imprescindible que ha de pensar en el futuro. Y también sé que lo ata esa extraña fórmula constitucional que consiste en reinar, pero no gobernar.

España no es una gran nación. Si esto nuestro es una gran nación, ¿cómo serán las que no lo son?

Llevamos muchos años viviendo de peligrosas ficciones que nadie se ha atrevido a coger por las solapas. Sin ir más lejos, la de que los españoles somos iguales ante la ley.

Volveremos a ser una gran nación cuando coincidan en lo grandioso las frases y la realidad.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *