El Partido Popular, Marhuenda y la elegancia 

Marhuenda, cómo no, ya sacado desde su sinrazón pública y notoria en política las tablas de la ley de la elegancia. Como el Partido Popular, cada vez más impopular, ha dicho que Cayetana Álvarez de Toledo no ha sido elegante para aguantar el cese de un pardillo de la política como Pablo Casado, allá que ha ido detrás Marhuenda con la patente de la elegancia que él cree tener registrada compartiendo la titularidad del dominio con el PP.

Lo mismo que suele confundirse el tocino con la velocidad, los “registradores oficiales” de la elegancia, PP y Marhuenda, han confundido la elegancia con la sumisión y tragarse los mocos, que son dos cosas muy naturales en dictaduras, pero no en democracia. 

Encima dice el evangelio de Marhuenda que los militantes del PP votaron a Casado y no a Álvarez de Toledo. ¡Bueno, lo que habría que discutir eso! También habría que discutir bastante lo de afirmar que Aznar hubiera aguantado a Cayetana menos que Casado.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *