Cabrera, un político mediocre 

Se cumple con Cabrera que ni él pudo llegar más alto ni la política caer más bajo. El delegado municipal de no sé cuántos rollos de la movilidad y la sostenibilidad urbana, se obceca en la soberbia política tan propia de tantos políticos: Pedro Sánchez, Javier Imbroda, Juan Espadas… Se gustan mucho, se ve que están encantados de conocerse y que viven entre las puñaladas traperas de aquellos que los adulan mientras estén recibiendo sus favores más directos, enchufes políticos para hacer esto o aquello.

Cabrera es un político triste y un triste político que viene ahora con el cuento, de la mano de “su Juan”, de que al centro de Sevilla le conviene repetir el fracaso de otro alcalde socialista, Monteseirín, que como Espadas no va a dejar recuerdo importante en la ciudadanía.

Estamos necesitados de políticos de altura, brillantes, inteligentes, congruentes, honrados con los dineros exclusivos de la ciudad, no serviles con un miserable partido como el socialista, aliado de independentistas, filoetarras y comunistas. Sobra tela de gente como Cabrera.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *