La torrija es, sin duda ninguna, el dulce propio de la Cuaresma que se consume tanto en el desayuno como en la merienda. Sus incondicionales, incluso, se atreven con ella a cualquier hora. Forma parte de la tradición de la ciudad y son muchos los establecimientos que compiten entre sí para ofrecer la mejor torrija sevillana. Es, además, un dulce de fácil elaboración casera. En internet se pueden encontrar multitud de publicaciones donde se reflejan las variadas recetas, pero de entre todas, hemos elegido este vídeo de Pepa Tabero. Por si gustan.