El maestro heladero riojano, Fernando Sáenz, ha sido galardonado con uno de los premios GASTROActitud ‘Compromiso con la Tierra’ con el que se pone en valor su esfuerzo, constancia y actitud profesional y que le llega “como una inyección de moral” para seguir ofreciendo lo mejor de sus productos y sorprender en cada una de sus elaboraciones

Fernando Sáenz ha conseguido con su Obrador Grate & Heladería dellaSera llegar a lo más alto y el portal GASTROActitud ha querido reconocer la calidad de este “artesano con mayúsculas” que, con su quehacer diario y cotidiano, hace posible la supervivencia de productos gastronómicos y contribuye a la conservación del medio rural y del medioambiente.

Trabajar con el frío, cocinar sabores, escuchar los ingredientes y sorprender con sus elaboraciones son las máximas de este heladero que lleva desde hace muchos años dedicándose a los postres y repostería. Tras dar un paso adelante y derrochar su creatividad exclusivamente a los helados, Fernando Sáenz -premio nacional de Gastronomía como repostero- sigue con la misma ilusión del primer día poniendo pasión en cada una de sus elaboraciones.


“Tengo muchas ideas en mi cabeza y siempre estoy intentando aportar algo nuevo. Yo quise crear la heladería y obrador porque la idea que yo tenía de los helados no la encontraba en ningún sitio e incluso muchas veces me decían que eso era imposible, pero no me di por vencido, tengo un espíritu soñador y me puse a trabajar en ello”. Una actitud con la que ha podido superar todos los miedos y seguir adelante.

DellaSera ofrece así “una visión un poco más amplia de lo que es el mundo de los helados, del sabor y de la gastronomía”. Un punto de venta, situado en pleno centro de Logroño, en la calle Portales (número 28), en donde “se pone en valor la profesión del heladero desde el inicio, desde la recolección de las materias primas excelentes al proceso de elaboración” que no son difíciles “pero sí costosos”.

Y ésta, quizás, pueda ser la seña de identidad de este maestro heladero y su equipo. “Hoy en día parece que en la industria se penaliza que los procesos sean largos pero nosotros a cada elaboración le dedicamos mucho tiempo y mucho mimo, ése es el camino que queremos potenciar”.

“No es lo mismo hacer un helado en una hora que en 15, y eso al final creemos que se nota y que la gente es consciente de la labor que tiene este trabajo”, ha explicado el conocido también como ‘Chef del frío’.