El Ministerio de Agricultura y Pesca ha presentado un proyecto de real decreto que regula la pesca del atún rojo en aguas españolas en los próximos años y establece aumentos de cuotas para las flotas afectadas por las restricciones del plan de recuperación de la especie. Desde hace más de una década se vienen practicando restricciones propuestas por los propios almadraberos que vieron cómo los atunes disminuían en tamaño y cantidad. Demandaron subir la talla mínima a los 30 kilos y acabar con la flota de cerco que los capturaba masivamente.

El Gobierno ha realizado esta propuesta al considerar que la recuperación del atún rojo es una realidad y que en la reunión de ICCAT (La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) que ya ha comenzado en Marrakech (Marruecos) y que durará hasta el próximo 22 de noviembre.


La propuesta ministerial, presentada por la directora general de Recursos Pesqueros, Isabel Artime, a las comunidades autónomas y sectores implicados propone conceder casi un 8 por ciento a la flota canaria; un 2,87 por ciento a las flotas de artes menores del Mediterráneo y un 1,29 por ciento a los artes menores del Estrecho de captura limitada. La propuesta de Real Decreto se plantea ante la previsión de que en la vigésimo quinta reunión de ICCAT se fijará un total admisible de capturas de 36.000 toneladas para 2020 ante la recuperación de la especie, lo que supone un incremento del 57 por ciento del total admisible de capturas (TAC). Para España la cuota que demandan los almadraberos sería en torno a las 6.266 toneladas frente a las cuatro mil trescientas de ahora.