Mucho que celebrar el 28F para quién no conoce toda la verdad
Por Javier Santos Marroquín

Es asombrosa la cantidad de libros que se publican cada día y que “no aportan nada” o lo hacen muy poco. Sin embargo, todo hay que decirlo: Sevilla es tierra de excepciones. El pasado 5 de febrero se presentó Blas Infante. “Padre de la Patria” e hijo de su tiempo. El triunfo póstumo de un personaje fracasado, por Macario Valpuesta. Un libro que cualquier andaluz de sentido común debería leer antes de reivindicar todas las verdades del andalucismo que se regala en estas fechas de finales de febrero. Y leerlo no sólo por cultura, sino por ser (o no) coherente con todo lo que envuelve el 28F y el que dicen que es hoy el “Padre de la Patria andaluza”. Un tal Blas Infante. 

Con un tono in crescendo su figura viene siendo cada vez más alabada tanto por socialistas como por populares, pero poco significativo se ha publicado sobre las sombras que reflejan sus esculturas… y muy lejos se encuentran los colegios de ello. Valpuesta instala un nuevo foco y deja que los andaluces disciernan. Gran novedad. Tras su obra, sería interesante salir a la calle el próximo 28F y preguntarle a aquellos que alcen la bandera, por ejemplo, las siguientes preguntas que Valpuesta desarrolla: ¿saben hoy los andaluces que Blas Infante fue separatista? El hoy “Padre de la Patria Andaluza” escribió: “nosotros no tenemos otras denominaciones que las de República Andaluza o Estado Libre de Andalucía”. ¡Vaya movida tendría hoy! ¿Y saben hoy los andaluces que Blas Infante fue un comunista libertario? Escribió: “el poder público [debe ser] apostolado del comunismo verdadero”. ¡Y qué éxito tuvo su política! ¿Saben al menos que fue neomuladí? Señaló: “el Profeta de nuestros antepasados, de Al-Ándalus (…) será nuestro Profeta”. ¡Ay, Sevilla del Gran Poder, di algo! De verdad, ¿qué saben los andaluces hoy de Blas Infante? 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *