Perro ladrador y mordedor

La comparsa de Martínez Ares lanza otra mordida en una noche en la que también destacaron Pastrana, Bizcocho, Germán y los niños

Otra vez más lo volvía a conseguir. Cada noche que actúa la comparsa de Martínez Ares se genera en el Falla una mezcla de sensaciones difícil de describir. Sus perros venían dispuestos a ladrar, morder y relevarse. Fueron los protagonistas principales de la función de ayer. Todo esto sin desmerecer al resto, pues fue una gran noche de coplas. El coro de Pastrana demostró de nuevo que tienen una potencia envidiable, la comparsa de Germán García Rendón supo jugar con el público y se los llevó al bolsillo, el cuarteto de los niños se postularon como la gran sorpresa y principal candidato a arrebatar el primer premio al Morera y la chirigota del Bizcocho dio una clase de como se debe de competir en el concurso.

La cuarta sesión de cuartos de final del COAC 2018 se estrenaba con el coro de Paco Mora sobre las tablas del Falla. ‘Y sin embargo, te quiero’ demostró que puede luchar con los más grandes de la modalidad en las semifinales. De su repertorio lo más destacable fueron los dos tangos. Tras ellos, la siguiente en actuar fue la chirigota del Choza. En este caso se confirmó la mala sensación que dejó en preliminares. ‘Érase una vez… la chirigota’ sigue sin cuajar en la afición carnavalesca. A diferencia de estos, la comparsa de Germán García Rendón si estuvo a la altura. ‘OBDC. El joven obispo’ tiene sello propio y supo enganchar al respetable. Una gran actuación que les vale para pasar a semifinales y ver hasta donde pueden llegar estos jóvenes obispos.

La noche iba ascenso, eso es innegable. El cuarteto de los niños es de cadi, cadi. Desde que salieron hasta que se bajó el telón todo fue risas, carcajadas y poca vergüenza. ‘El trío’ viene a luchar de tú a tú´al cuarteto del Morera. Esta mezcla de interpretación con los golpes del cuarteto clásico les está funcionando. Nos quitamos el sombrero con estos gaditanos. A continuación iba la chirigota que más expectación está causando este año, la chirigota del Bizcocho. Otro año más demuestran que saben competir mejor que nadie con sus letras frescas. Cambiaron a Manué por Macario, una nueva estrella que brilló por su arte en el gallinero, en su presentación. Gran pase de ‘No te quemes todavíá’ que nos deja ansiosos por ver que nos traen en semifinales.

Tras el descanso, el coro de Faly Pastrana hacía que el público presente se enganchara de nuevo fácilmente a la función. ‘La chimenea’ tiene una potencia vocal inigualable y un repertorio digno de ser campeón. Como siempre los veremos pelear en la final por conseguir el primer premio. Entre otras, destacó´su gran crítica al alcalde en uno de sus tangos. La comparsa ‘La cumbre’ confirmó su gran papel en este carnaval. Pero de ahí a pasar a semifinales hay un trecho. Eso sí se pueden dar por satisfechos con sus dos buenos pases y les queda el carnaval de la calle.

La oveja negra de la noche fue la chirigota telonera de Martínez Ares. ‘Los que se meten en todas las conversaciones’ no supieron estar a la altura exigida de cuartos de final y se notó muchísimo. Esperemos que esto les sirva para aprender en los próximos años. Se dice que lo mejor se hace esperar, y en esta ocasión iba a ser así. ‘El perro andalú’ era la última en actuar, pero con esta calidad da igual a la hora en la que actúes que el público va a estar contigo de principio a fin. Más allá de la idea, las voces o la música, los pasodobles son de otro mundo. El primero de ellos, que es una defensa del habla y acento andaluz, es una obra de arte. El segundo narra la historia de un sacerdote que se ha enamorado de una mujer. Actuación de diez para estos comparsistas.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *