Manué resucitó y conquistó Cádiz

La chirigota del Bizcocho triunfa de nuevo con su ingeniosa idea. A destacar también el cuarteto de los niños y la chirigota de Roberto Gómez

Gran noche de risas se vivió ayer en la novena sesión de preliminares del COAC 2018. La gran estrella de la noche fue la chirigota de San José de la Rinconada (Sevilla), la chirigota de Manué. La idea de ‘No te quemes todavía’ es brillante y muy original. Si a eso le sumamos los constantes golpes de gracia, los pasodobles “yuyeros” y, sobre todo, la vuelta de Manué durante la presentación, el resultado que nos da es que esta agrupación aspira de nuevo a todo en este concurso. Además de esta agrupación, el cuarteto de los niños tuvo un pase excelente. ‘El trío’ domina la interpretación de forma excelente. También destacó la chirigota ‘Las del convento de Santa María La Yerbabuena’.

La noche comenzaba al son añejo del tango de Quico Zamora. Pase algo discreto a lo que nos suele tener acostumbrado este coro. Eso sí, la música de ‘Los queus de Cádiz’ es una delicia para el oído. Seguramente los veamos en la siguiente fase y podremos valorar mejor las letras. Tras este coro, llegaba la gran sorpresa de la noche. La chirigota ‘Las del convento de Santa María La Yerbabuena’ es golfa y muy callejera. Roberto Gómez, su autor, le ha dado lo que necesitaba para que el Falla se volcara con ellos. Luego le tocó a la comparsa de El Puerto ‘Los Guiritanos’. Lo más destacable de esta actuación fue el homenaje a su autor desaparecido José Antonio Valdivia, algo que también era una obligación por parte del grupo.

La risa era la esencia de la noche de ayer. Y no le falló a ella el cuarteto de los niños. Esta vez venían sin Carlitos Pérez y sin Iván Romero, pero los tres que quedaban de ‘Al pie del cañón’ dieron la talla en todo momento. ‘El trío’, como se llama el cuarteto, destaca por su interpretación y por su improvisación. Estos niños tienen muy poca vergüenza. Sin duda, lucharán de nuevo con los más grandes de la modalidad. A continuación iba la comparsa de Córdoba. ‘La pasarela’ no estuvo a la altura de la mítica comparsa de esta ciudad andaluza. Es difícil que la volvamos a ver.

El Falla sabía que llegaba la gran sensación del concurso pasado y así lo demostró. Entre gritos de ¡Manué, Manué! se levantaba el telón y aparecía la chirigota del Bizcocho. ‘No te quemes todavía’ van de los africanos que venden telas y gafas en las playas de Cádiz. Antes de la presentación aparecía la gran estrella que todos queríamos ver. Manué extendió la toalla en la playa y se tumbó. El Falla expulsaba adrenalina por los cuatro costaos. Grandísimo pase el de estos chirigoteros. Seguramente la que mejor y más novedoso repertorio ha ofrecido de toda la modalidad. Han demostrado que lo del año pasado no fue una casualidad y eso Cádiz lo valora. Manué vuelve a por todas en este 2018. La función la concluyó de forma muy agradable la comparsa ‘La playa’. Es posible que esta comparsa conileña de un pasito más en este concurso.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *