Los pajaritos y los ángeles vuelan muy alto

La comparsa de los Carapapas, de Subiela y de Fran Quintana deslumbran y dan un pasito más en su lucha particular

Noche de altos vuelos. Noche demasiado fría para la calidad de los repertorios. Noche que merece la pena desvelarse para volver a escucharla de nuevo. Así fue la segunda sesión de los cuartos de final del COAC 2018, una función con mucha calidad, sobre todo por parte de las comparsas. La que más deslumbró fue la de Ángel Subiela con unos pasodobles dignos de una final. La comparsa de los Carapapas supo toar la fibra sensible con su segundo pasodoble y la de Quintana demostró que este año están preparados para llegar a las semifinales. Las otras agrupaciones destacadas de la noche de ayer fueron el cuarteto de Joselito y las chirigotas de Manolito Santander y de Alvarado.

La función daba inicio con el coro de Valdés sobre las tablas del Falla. ‘Los nostálgicos de la Transición’ animaba la sesión por su estilo alegre y desenfadado. También supieron tocar el corazón del público con su segundo tango dedicado al cáncer infantil. Su popurrí es su pieza estrella, de eso no hay duda. No sabemos la decisión del jurado, pero queremos volver a escuchar a este coro. Otra que queremos y que apostamos por verla de nuevo es la comparsa de los Carapapas. ‘Los ángeles de la guarda’ mejoraron en afinación e interpretación. A eso hay que sumarle dos pasodobles de alta calidad. El primero criticando a los que sacaron la bandera a los balcones sin pensar en el camino que nos queda para estar orgullosos de este país y el otro es un grito en alza por quien ha superado la alcoholemia. El resto del repertorio está a la altura de los hermanos Márquez Mateos.

Tras ellos le tocaba a la chirigota de Alvarado y Vergara. ‘Los crazy de los 40’ nos ofreció un buen pase que puede que les valga para pasar una roda más. Destacar su gran popurrí y su pasodoble en el que critican al intento fallido del Concurso de Sevilla. El cuarteto ‘Los de la Gran Puñeta’ eran los encargados de hacer estallar al Falla. Fueron los que más risas sacaron al público presente. Eso sí, como siempre pasa con este cuarteto, la interpretación de los integrantes está por encima del repertorio. Todos los años tienen personajes muy parecidos entre sí y aun no les ha servido para llevarse el primer premio. Habrá que esperar, pero este año tampoco tiene pinta que vaya a pasar.

La última en actuar antes del descanso era la comparsa del Subiela. Seguramente la que más calidad, a rasgos generales, dio en la noche de ayer. ‘Los prisioneros’ suenan con el canto de un pajarito posado en un árbol, pero con una potencia vocal impresionante. Los dos pasodobles de esta comparsa fueron de diez. La construcción del primero hasta brindarle el homenaje a las pregoneras se quedará para el recuerdo de los gaditanos. El Chapa está en la cúspide de los autores y eso es evidente. Esta comparsa apunta a volar muy alto en este concurso.

Las dos agrupaciones que actuaron después del descanso, tanto la chirigota ‘AAVV Gruñón Arenillas’ como la comparsa ‘Las guerrilleras’, dieron un buen pase con la satisfacción de haber actuado en unos cuartos de final. Felicidades chicos. A continuación le tocaba a la chirigota de Manolito Santander. ‘Los brujos Titis’ tuvieron el hándicap de encontrarse un público bastante frío y tampoco ofrecieron el mejor de sus niveles. Esperemos que en semifinales den un pasito más de repertorio. El que este año ha dado un buen salto de calidad es Fran Quintana. Su comparsa lleva dos años consecutivos quedándose a las puertas de las semifinales y parece que este año lo van a lograr. ‘Los desvelaos’ aportaron un cierre brillante a una gran noche de coplas. Estos jóvenes gaditanos son el ejemplo a seguir de la cantera carnavalesca. Pase lo que pase deben de estar muy orgullosos con su trabajo realizado.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *