La mordida del niño de Santa María

Martínez Ares saca los dientes dando un golpe sobre la mesa y ‘Los chimenea’ se apunta a la batalla de los tangos

Y llegó la décima sesión de preliminares del COAC 2018, y con ella el debut de la tan esperada comparsa de Martínez Ares. Todos sabemos que de él se espera mucho y no defraudó. Este año llega con un canto de rebeldía y de coraje. Comenzaron mordiendo y terminaron mordiendo. La otra gran actuación de la noche vino de la mano del coro de Fali Pastrana. Qué grupo y qué repertorio, todo un gusto poder escuchar coros de esta finura y contundencia.

La noche comenzaba más fuerte que nunca. La ejecución contundente del coro de Fali Pastrana unido a su repertorio llenaba de adrenalina al público gaditano. Todas las piezas de ‘Los chimenea’ estuvieron de diez. Por momentos parecía que estábamos en la final del concurso. Este coro viene a ganar el primer premio y se nota. ‘Las noches de Cádiz’ no supo aprovechar el ambiente que dejó el coro. La comparsa gaditana no estuvo bien. Deben de aprender mucho para gustar y poder tener opciones de cantar más veces en el Falla.

En esas noches, si se te cae un diente viene el ratoncito Pérez. Justo el ingenioso tipo de la chirigota de Córdoba. Qué pena que el repertorio no acompañase a la idea de ‘¡Cómo se te caiga cobras!’. La comparsa de después tampoco impresionó. ‘Los encantadores’ decepcionaron y no estuvieron a la altura del año pasado cuando pasaron de ronda. La que si tiene más opciones de pasar es la chirigota isleña con autoría del Lacio. ‘Los que se meten en todas las conversaciones’ brillaron en sus pasodobles, aunque viniendo del Lacio eso ya lo sabíamos antes de que actuaran.

Y llegaba la más esperada. Con el público volcado aparecía en escena la comparsa de Martínez Ares. En su tercer año tras su vuelta, el niño de Santa María sigue demostrando que todo lo que toca lo convierte en arte. ‘El perro andalú’ es un grito de guerra, un canto de revolución. El popurrí es una maravilla. Es de estas comparsas que hay que escucharlas diez veces para entender todo lo que sueltan por la boca. Por sacarle un pero, quizás los pasodobles podrían haber estado más punteros. Eso sí, seguro que los mejores los tiene guardados para las siguientes fases. Tras la tempestad llega la calma. Casi sin público, le tocó cerrar la sesión a la chirigota ‘Los que siempre la llevan a hombros’. La agrupación de Puerto Real no cuajó debido a sus escasas letras. No la volveremos a ver en este 2018.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *