Desde el Congo llega un ángel renovado

Los ángeles de los Carapapas, la comparsa de Quintana y chirigota del Vera Luque están a la altura de la mejor noche de la fase de preliminares

La séptima sesión de preliminares destacó por encima de todas las anteriores, hasta el punto de que por momentos parecía más una noche de cuartos que de la fase clasificatoria. Los Carapapas se renovaron y nos trajeron su comparsa que más suena a Cádiz de toda su trayectoria, la comparsa de Fran Quintana dio un paso al frente respecto a los años anteriores demostrando que la cantera tiene mucho futuro y el Vera Luque demostró que su imaginación es infinita y que vuelven dispuestos a repetir la hazaña de los pasados concursos.

La sesión comenzaba con un bajo nivel. Ni el coro ‘Estamos encantados’ ni la chirigota de Sanlúcar de Barrameda ‘Los maniáticos’ cuajaron en el Gran Teatro Falla. Los primeros no conectaron con el público debido a su idea compleja y los segundos no le sacaron punta a un tipo que podía dar muchos juego. Tras este comienzo amargo, le tocaba a la joven comparsa de Fran Quintana. Este grupo lleva tres años quedándose en los cuartos de final, pero este año han dado un paso adelante en su nivel y es posible que entren en la lucha con las grandes. ‘Los desvelaos’ brillaron por sus pasodobles y por su conjunto de voces. Grandísima actuación de estos gaditanos.

El público estaba volcado tras la actuación de la comparsa. Algo que agradeció el cuarteto ‘Missión imposible: los astromantas’. El estreno en la modalidad de Antonio Rivas, que comparte autoría con Manolo Zambrano, ofreció un nivel bastante correcto. Destacar la interpretación de los componentes. Es posible que tengan otro pase para demostrar que tienen más nivel. La noche iba en aumento. El Falla sabía quien llegaba a continuación y se percibía. La comparsa de los hermanos Carapapas demostró que en esto del carnaval renovarse es muy importante. Nunca una comparsa de estos había sonado tan viñera, tan a Cádiz. ‘Los ángeles de la guarda’ dejaron atrás los grandes octavillas del carnaval por un grupo más compacto y más afinado. Las letras son una delicia. Su actuación se hizo demasiado corta, menos mal que los vamos a ver unas cuantas veces más.

Y de un comparsón, a la vigente campeona de la modalidad chirigotera. De unos extraterrestres de Marte en el 2017 pasamos a una tribu del Congo que dice estar mejor que España. La capacidad de reinvención de este hombre año tras año es alucinante. Pasan de dos pasodobles serios a uno serio y uno gracioso. Quizás se guardaron sus mejores letras para otros pases, pero el tipo es gracioso y da mucho juego. Gran popurrí. ‘No tenemos el congo pa farolillos’ es una apuesta segura para luchar por todo y contra todos. Tras este subidón de adrenalina cerró la comparsa ‘El oro negro’. La agrupación de Andy mejoró respecto al concurso pasado y es posible verla de nuevo.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *